Con la manicura y pedicura conseguimos unas manos y pies más sanos y bonitos. Aunque lo primero que destaca es la estética, no debemos olvidar que también afecta a la salud de los mismos.

Manicura

Las manos es lo que primero ven los demás ya que solemos gesticular mucho. Se puede decir que son nuestra carta de presentación, por ello hay que cuidarlas y mimarlas, evitar que se resequen o que se abran las uñas en capas. Todo esto lo podemos conseguir con la manicura que consiste en el arreglo de las uñas:

  • limando;
  • retirando pielecillas;
  • hidratando gracias al masaje de manos;
  • por último, esmaltando las uñas.

Pedicura

Los pies es lo que solemos tener más olvidado y deberíamos cuidar más ya que soportan todo el peso de nuestro cuerpo y los sometemos a pequeñas torturas como tacones o zapatos estrechos en la puntera. Con la pedicura con torno conseguimos unos pies más sanos, ya que eliminamos las durezas con el torno adecuado evitando posibles lesiones que se pueden hacer con el rascador típico. Después realizamos una exfoliación, un envolvimiento con una mascarilla adecuada, arreglamos las uñas (cortar, limar..) retiramos la mascarilla, hacemos un masaje para hidratar los pies y finalmente procedemos al esmaltado de las uñas.



Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar